Inician mentorías del 2° año del proyecto Ckelar en la Región de Antofagasta

Con el fin de entregar herramientas y estrategias innovadoras a profesores, profesoras y educadoras de párvulos, comenzó este mes la difusión del segundo año de mentorías del proyecto Ckelar, Ecosistemas Innovadores Educativos de Primera Infancia en la Región de Antofagasta, que es financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad Regional y aprobado por el CORE. Se trata de la transferencia metodológica del programa ViLTI SeMANN, que lleva casi 8 años trabajando con niños y niñas de distintas comunas de la región, potenciando sus habilidades de manera entretenida y lúdica, y que pertenece a la Universidad Católica del Norte (UCN) y es financiado por la empresa SQM. A través del programa, cien estudiantes de Tocopilla, María Elena y Quillagua son beneficiados año a año aprendiendo de manera divertida sobre ciencia, tecnología, robótica y programación, con clases dos horas a la semana, desarrollando habilidades como la creatividad, la indagación, el trabajo en equipo, despertando su curiosidad e interés a temprana edad. Pero para que esta innovadora metodología llegase a más niños y niñas, se propusieron en 2018 crear un proyecto para transferir todos estos conocimientos a través de mentorías, las que abordan la gamificación, la psicología positiva, la innovación en el aula, entre otras áreas, con las que más de setenta docentes y educadoras están aprendiendo a hacer sus clases más entretenidas y a ocupar distintos recursos tecnológicos para ello, lo cual ha sido vital en estos tiempos de pandemia. Según Olga Hernández, directora del programa ViLTI SeMANN y del proyecto Ckelar, el propósito es “modificar las prácticas pedagógicas en primera infancia, a partir de una metodología lúdica, didáctica y entretenida para los niños y niñas, donde el juego es fundamental para un aprendizaje motivador”. Destacados relatores de Chile y México son los encargados de traspasar estas herramientas a docentes y educadoras de párvulos de las nueve comunas de la región, a través de conferencias virtuales que incluyen talleres donde ponen en práctica lo aprendido. De esta forma serían más de tres mil doscientos los y las estudiantes de toda la región beneficiados por el proyecto Ckelar Ecosistemas Innovadores Educativos, cuyo propósito es aportar al desarrollo de niños y niñas, pero también entregar herramientas a profesores y profesoras, en medio de tiempos complejos para la educación. En ese sentido Camila Vera, profesora de la Escuela Japón de Antofagasta, señaló que “ante la contingencia sanitaria los profesores quedamos muy desvalidos, principalmente porque no teníamos las herramientas ni conocimientos para trabajar en línea, pero el proyecto nos ha dado distintas capacidades y distintas habilidades también, que finalmente nos ayudan a ir trabajando en el día a día”. Además, la agregó que “los niños son los primeros beneficiados con este proyecto porque gracias a que vamos adquiriendo estas herramientas, acercando el aprendizaje por medio de la innovación y quizá de no ser por esta oportunidad nos hubiera costado mucho más este nuevo sistema”, refiriéndose a las clases virtuales que han sido la tónica durante la pandemia. Así desde el programa ViLTI SeMANN esperan contribuir de una manera innovadora en la educación de la región, aportando una metodología entretenida para hacer de las clases un espacio donde los niños y niñas disfruten y, por añadidura, aprendan. Los y las docentes y educadoras de párvulos interesados en asistir a las mentorías que comienzan en abril, pueden escribir al correo claudia.acosta@ucn.cl y ser parte de este inédito proyecto que entrega herramientas prácticas para innovar en las clases, sobretodo en tiempos complejos donde la virtualidad ha sido parte del quehacer cotidiano.
Previous
Next